Skip to content

Los envíos desde Brasil del gran Mariano: La auténtica senda de los zombies

1 noviembre 2014

La senda de los zombies

 

Mariano González Balseiro Mariano González Balseiro

Las ilustraciones de Rafa: La conjugación del verbo Poder. Homenaje a Ryszard Kapuscinski

1 noviembre 2014

La conjugación del verbo Poder

 

DECÁLOGO DEL POPULISMO

1
El populismo exalta al líder carismático.
2
El populista no sólo usa y abusa de la palabra: se apodera de ella. Aristóteles sostiene que la demagogia es la causa principal de “las revoluciones en las democracias
3
El populismo fabrica la verdad. Los populistas llevan hasta sus últimas consecuencias el proverbio latino “Vox populi, vox dei”. Como es natural, los populistas abominan de la libertad de expresión. Confunden la crítica con la enemistad militante, por eso buscan desprestigiarla, controlarla, acallarla.
4
El populista utiliza de modo discrecional los fondos públicos. El populista tiene un concepto mágico de la economía: para él, todo gasto es inversión. La ignorancia o incomprensión de los gobiernos populistas en materia económica se ha traducido en desastres descomunales de los que los países tardan decenios en recobrarse.
5
El populista reparte directamente la riqueza. Lo cual no es criticable en sí mismo (sobre todo en países pobres, pero el populista no reparte gratis: focaliza su ayuda, la cobra en obediencia.
6
El populista alienta el odio de clases. “Las revoluciones en las democracias ¬explica Aristóteles, citando `multitud de casos’¬ son causadas sobre todo por la intemperancia de los demagogos”. El populista moviliza permanentemente a los grupos sociales. El populismo apela, organiza, enardece a las masas.
8
El populismo fustiga por sistema al “enemigo exterior”. Inmune a la crítica y alérgico a la autocrítica, necesitado de señalar chivos expiatorios para los fracasos, el régimen populista (más nacionalista que patriota) requiere desviar la atención interna hacia el adversario de fuera.
9
El populismo desprecia el orden legal. Por eso, una vez en el poder (como Chávez), el caudillo tiende a apoderarse del Congreso e inducir la “justicia directa” (“popular”, “bolivariana”).
10
El populismo mina, domina y, en último término, domestica o cancela las instituciones de la democracia liberal.
Desde los griegos hasta el siglo XXI, pasando por el aterrador siglo XX, la lección es clara: el inevitable efecto de la demagogia es “subvertir la democracia”.

Enrique Krauze 

Rafael Gómez De MarcosRafael Gómez De Marcos

Los envíos desde Brasil del gran Mariano: La forma correcta de pesarse

31 octubre 2014

La forma correcta de pesarse

 

Mariano González Balseiro Mariano González Balseiro

Las ilustraciones de Rafa: Maestro Savall, ¿Gobierno o Estado español?

31 octubre 2014

Maestro Savall Gobierno o esstado español

 

 

Rafael Gómez De Marcos Rafael Gómez De Marcos

Los envíos desde Brasil del gran Mariano: Fantasear no es malo

30 octubre 2014

Fantasear no es malo

 

 

Mariano González Balseiro Mariano González Balseiro

Las ilustraciones de Rafa: Las últimas siglas del PP : Pánico Púnicas

30 octubre 2014

Púnicas Pánico

 

 

Rafael Gómez De Marcos Rafael Gómez De Marcos

Perdonen pero tengo la cabeza muy “bailá” para oír a majaderos y majaderas hablar en nombre de la política corrección

29 octubre 2014

Sora en la atalaya

 

Lo peor y por supuesto mas grave de estas épocas de crisis social, ética y política es la confusión reinante. Auténtica marejada de los comportamientos y las opiniones dictadas con epicentro en el poder interesado de los micrófonos que saben utilizar, y a conciencia, la ley  exponencial del mínimo esfuerzo del espectáculo mediático que dicta una audiencia y proporcionalmente mayor cuanto mayor es la corrupción reinante.

Así muchos surfeamos tonterías de mas de diez metros en unas calles desoladas, en las que la falta de responsabilidad social y el exceso de fiebre revanchista anulan y destruyen el mínimo sentido común que cualquier sociedad necesita para vivir mínimamente en paz.

 

Y me van a perdonar pero tengo la cabeza muy “bailá” para tener que aguantar que mi estimada vecina Isabel, gran luchadora de género y animalista de pro, auténtica solidaria contra el asesinato fascista cometido contra el ya tristemente famoso perrito Excalibur, me tilde de machista vergonzante porque me acaba de oír, en la calle, llamar a mi fiel perra, gordita, catalana y solterona.

 

 

Sora en el balcón

 

Sora que así se llama mi  gos d’atura tiene ocho años y es una pastora de los pirineos con capa de fuego con un  pedigrí catalán de auténtica princesa de los canes. Para mas señas les diré que como vive feliz con mi familia y no tiene rebaño que cuidar lo cierto es que le sobra algún kilo de más.

 

La escena ha sido berlanguiana. Exterior día. En el puesto de mi charcutero preferido del mercado. Mi estimado Jose, que cada vez que voy a comprarle provisiones, aprovecha para regalar a Sora un par de lonchas de butifarra que la perra relame con fruición.

 

En el momento de la acción Jose está ocupado loncheando a cuchillo una pata auténtica de Jabugo para unos clientes que le han pedido cuarto y mitad. Y Sora, que ha aguantado unos instantes mirando fíjamente y calladita con sus preciosos ojos de no haber comido hace un mes comienza a ladrar al charcutero pidiendo su regalo cotidiano. Se convierte así en la protagonista de los diálogos:

 

JOSE: – Calla Sora, espera tu turno.

 

Sora se calla y los clientes se ríen.

 

CLIENTES: -¿Es una gos d’átura, no? Qué bonita es.

 

YO: – Si, es catalana y como los políticos catalanes no se cansa de pedir.

 

Risas.

 

CLIENTES: – Es jovencita ¿no?

 

YO: – Qué va !!! Es ya toda una solterona. Tiene ocho años.

 

Mi vecina Isabel pasa en ese momento por la calle. Ha tenido tiempo de oír la pequeña conversación y la interrumpe.

 

ISABEL: – Mira vecino el que no compartas el derecho a decidir de un pueblo ya me parece mal pero eso de solterona está tan de más que no te preocupes que no lo voy a contar por ahí para avergonzarte por lo machista que eres.

 

CODA CON LA DEFINICIÓN DEL D.R.A.E. DE SOLTERONA: 1. adj. Dicho de una persona: Entrada en años y que no se ha casado. U. t. c. s.